Entrevista a Yvonne Denis Rosario y su «Capá Prieto».

Entrevista a Yvonne Denis Rosario y su «Capá Prieto».

El 8 de marzo de 2010 se conmemoró los 100 años del Día Internacional de la Mujer. Este año se celebró de manera especial pues Puerto Rico, que siempre se ha destacado por ser una isla con una mina de talentos, en 1967 recibe en San Juan el nacimiento de una gema color caoba. Mujer joven, talentosa, educada, de buenas maneras y de personalidad agradable. Yvonne Denis Rosario irradia luz.

Poseedora de una Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón, actualmente continua estudios para obtener el grado doctoral en el Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico.

Sus cuentos y poemas han sido publicados en importantes revistas literarias. Tiene una novela inédita y un poemario. Fue invitada como poeta al 1er y al 2do. Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico, este último celebrado en la Universidad Metropolitana (UMET).

Denis Rosario, fuente inagotable que domina magistralmente la técnica narrativa nos sorprende con su primer libro,»Capá Prieto» de la Editorial Isla Negra, y nos concede una entrevista.

La entrevista

El Sr. Arnaldo González (a la derecha en la foto) nos recibe con su gentileza y disposición ya reconocida dando paso con su apoyo a lo mejor del talento puertorriqueño. Gustosamente nos ha cedido un espacio para entrevistar a Denis Rosario en la Librería Mágica localizada en el pueblo de Río Piedras. Nos encontramos rodeadas de libros, lo que nos permite sentirnos en nuestro elemento común…

Entrevista completa en: http://anagmendez.blogspot.com/2010/03/entrevista-yvonne-denis-rosario-y-su.html

En la Universidad del Este en Carolina la presentación de «Capá Prieto»

http://anagmendez.blogspot.com/

La Vicerrectoría de Recursos de Información de la Universidad del Este, Recinto de Carolina, le invita cordialmente a la presentación del libro de la escritora Yvonne Denis Rosario, «Capá Prieto». El evento se realizará el miércoles 24 de marzo de 2010 en el vestíbulo de la Biblioteca a las 10:00 a.m. La presentación estará a cargo de la Profesora Norma Salazar.
Denis Rosario acaba de regresar de una conferencia sobre la negritud celebrada en Santo Domingo, República Dominicana. Posee una Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón. En estos momentos la profesora cursa estudios doctorales en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras, en donde imparte clases de español a los estudiantes de primer año en el Departamento de Estudios Generales.
Nacida en 1967 en San Juan de Puerto Rico, tiene una novela inédita y un poemario. Ha publicado sus poemas bajo el proyecto para el Fomento del Quehacer Literario por el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la revista Guajana y el periódico Claridad. Además, fueron incluidos en la Antología poética brasilera del Editorial Abrace y la Antología Premio Di Poesía Giulia Gonzaga, 40 A *2009* Millennio. Su cuentos se han publicado en las revistas Tonguas, El Cuervo, Revista Cayey, Revista Identidad Letras Salvajes.
La joven que ensayaba con la escritura en sus años de moza, es ahora la mujer convertida en escritora. No es de extrañar su dominio en la técnica narrativa.

El Ciclo Toque de Poesía presenta a Yvonne Denis autora del libro Capá Prieto.


El Ciclo Toque de Poesía

conducido por Etnairis Rivera

y el Departamento de Español

de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón

presentan a

Yvonne Denis Rosario

Autora del libro de cuentos

Capá Prieto

Isla Negra Editores 2009

A partir de ese momento, yo era la que cosía los turbantes del Maestro, los zurcía y le daba una que otra puntada. Era la que se los hacía también. Maíta estuvo de acuerdo. Celestina nos daba algunas monedas y comprábamos la tela y yo los hacía a cambio de enseñarme en secreto. Celestina me sacó del analfabetismo…

Del cuento:   El turbante del Maestro.

jueves 25 de marzo de 2010

Sala de Recepciones UPRB 11:30 a.m.

SOBRE CAPÁ PRIETO: «HACIA FALTA UN LIBRO COMO ESTE DE LITERATURA DE GENTE AFROBORICUA…

«Quiero agradecerte por escribir este libro Capá Prieto. Lo estoy terminando y se me han aguado los ojos en varias ocasiones. Me tocó muchísimo el cuento de Anjelamaría Dávila. La forma como se escribió lo de la autopsia me dejó boquiabierto. Había escuchado de ella porque Karen, Mayra y Amarilys. Hacía falta un libro como este de literatura de gente afroboricua y es algo que me tocó muchísimo. Para decirte mas, compré otro libro para enviárselo a mi tía en Nueva York que también es escritora y escribe narraciones de afroboricuas desde la «diáspora» Mi padre se puso a revisarlo y lo atrapaste con el primer cuento. Dijo que eras muy buena escribiendo y también lo tocó por el hecho de que hablaras de la negritud, de la cual muchos no se atreven hablar. Mi padre pues como le gusta mucho la genealogía, le impactó de los Llanos que aparecen en el primer cuento. Gracias, gracias por escribirlo. Espero que lo puedas volver a presentar para poder asistir y tomar fotos.

H Roberto Llanos

Puerto Rico»

ALBERTO MARTÍNEZ MÁRQUEZ, Universidad de Puerto Rico en Aguadilla – Presentación de Capá Prieto

PRESENTACIÓN DE CAPÁ PRIETO DE YVONNE DENIS ROSARIO

Alberto Martínez-Márquez
Universidad de Puerto Rico en Aguadilla

El título del libro que me ocuparé de comentar en breve es emblemático por dos razones. Primeramente, Capá Prieto es el nombre de un árbol de madera preciosa Cordia Allidora, que alcanza una altura de 120 pues, con un tronco de 3 pies de diámetro, utilizado por artesanos y ebanistas. En segundo lugar, el título del libro alude a una organización secreta revolucionaria creada hacia la segunda mitad de la década de 1860, cuyos miembros formaron parte del malogrado Grito de Lares de 1868, en que declara por primera vez la República de Puerto Rico (Jiménez de Wagenheim 143-148). Esta doble referencialidad apunta, por un lado, hacia la reinserción de la identidad afroboricua en el mapa de la cultura puertorriqueña; y por el otro, hacia la reevaluación el papel histórico de hombres y mujeres negros/as del país.

Capá prieto de Yvone Denis Rosario, publicado por la editorial Isla Negra, es una colección de doce cuentos que está estructurado a modo de una novela cuentada o cuentos novelados, de la misma forma que lo son Réquiem (2005) de Ana María Fuster y La belleza bruta (2008) de Francisco Font. A lo que me refiero aquí es al hecho de que los personajes y las acciones de la mayoría de los cuentos se relacionan entre sí. De igual forma, es notable la composición de anillo de este volumen de cuentos; puesto que el último relato titulado “Bufete de abogados” emula simétricamente el encuentro entre puertorriqueños negros e ingleses que figuran en la primera narración “El silenciamiento,” cuyo telón de fondo es el ataque británico a la isla efectuado por Harvey y Abercromby. La geografía del lugar, la etnicidad de los personajes y el asunto de “El Bufete” son simétricamente emulados aquí. Lo único que cambia es la focalización, la temporalidad y el posicionamiento de los personajes. Entre esos dos momentos que van de 1797 hasta el presente, pende una serie de historias de personajes negros de varia estirpe que rompen la subalternidad y el silencio, en la isla o en la diáspora: Pedro Albizu Campos, Felipe Rosario Goyco (Don Felo), Rafael y Celestina Cordero, Arturo Schomburg, Pura Bulpré, Juan Boria, Angelamaría Dávila y Adolfina Villanueva.

Es preciso destacar que la mayoría de estos cuentos están regidos por dos planos narrativos. Esto propicia una estructura dialéctica, en la cual la historia contada en la primera narración será expandida o contrastada en la segunda narración, forzando al lector a una apropiación interpretativa o refiguración. Como explica Paul Ricoeur: “la refiguración mediante el relato pone de manifiesto un aspecto del conocimiento de sí que supera con mucho el marco del relato” (227). Frente a los discursos culturales dominantes en Puerto Rico (e.g., Pedreira, Tomás Blanco, René Marqués, etc.), que han creado lo que Etienne Balibar ha denominado “una red de estereotipos afectivos,” Capá prieto de Yvonne Denis Rosario arma un texto cultural alternativo. La narrativa es, por lo tanto, el dispositivo epistemológico eficaz que deconstruye la construcción política de la raza cimentada en esa discursividad, que ha intentado convertir la negritud en Puerto Rico en lo que el ex-gobernador Rafael Hernández Colón llamó una “mera adscripción retórica” (Flores 25).

“El silenciamiento,” cuento que abre el libro, contiene el relato de Francisco Lanzos, “Capitán de la Compañía de negros o pardos, como algunos dicen,” que es también archivero del Regimiento. El testimonio de Lanzos es un manuscrito que da cuenta del ataque inglés de 1797. El manuscrito de Lanzos pone de manifiesto los elementos de la negritud que están borrados de la historia oficial:

«Escondidos entre el matorral, la arena y el mangle, el sonido del Yyá (el tambor madre y más grande) y por los otros dos Itótele y Okónkolo la conversación musical nos envolvió. Los mensajes hicieron bajar el espíritu de varios santos y tomaron a sus consagrados. A dicho toque bailaron radicalmente poseídos. Todos esperando respuestas a nuestras preguntas o soluciones a problemas. La mezcla de risa, llanto, carcajadas era ensordecedora. Bajo el palmar y los uveros, que nos servían de escudo, nos transportábamos a otros mundos desde la oscuridad del caño. «(16)

Dos siglos más tarde, el manuscrito de Lanzos es hallado por casualidad en el Archivo de Indias de Sevilla por el historiador español Francisco Santaella. En esta segunda parte hay un diálogo entre la persona encargada del archivo y el Dr. Santaella. Cuando el historiador reconoce el valor del texto de Lanzos, se lo roba y decide viajar a Puerto Rico. Una vez en la isla, Santaella se reúne con un grupo de afroboricuas llamado Unidos Vencimos en el 1797, dirigido por un descendiente de Lanzos. De esto nos enteramos por el parte de prensa que figura al final del cuento, que también da cuenta del arresto del historiador español. Finalmente el manuscrito del Capitán Francisco Lanzos no aparece; mientras que las autoridades de España reclaman su devolución. El silencio autoimpuesto de Santaella es sumamente elocuente, contraponiéndose al silencio de la historia oficial.

Este sentido de valoración y justicia aparecen en los cuentos “Ama de leche,” “El turbante del maestro,” “Periódicos de ayer” e “In re: Federico Bruma.” El cuento “Periódicos de ayer,” gira en torno a Luis, amigo del intelectual afroboricua Arturo Schomburg. Este último fue miembro del Harlem Renaissance, importante movimiento artístico-literario de los años 20 en la urbe neoyorquina. Schomburg creó una de las colecciones más ricas de la historia negra de las Américas, que hoy forma parte de la Biblioteca Pública de Nueva York. En este cuento aparece un documento militar español, suscrito por el Brigadier Juan Ramón de Castro, que Luis no podía entregarle a Schomburg por ser de Puerto Rico. El documento, escrito como un diario militar, contiene una lista de negros y heridos en Boca de Cangrejo tras el asalto inglés. También se expresa en el mismo el heroísmo de Francisco Lanzos y los soldados que le acompañaban: “Mandó el general gratificar con diez pesos a Francisco Lanzos, Capitán de las milicias agregadas á la Artillería, y a Mariano del Rosario, de las compañías de negros, 4 pesos por su valor en haberse arrojado á sofocar una de las granadas reales evitando el daño que hubiera causado al reventar” (69). El silencio de Luis con respecto a Schomburg se da, al igual que el cuento “El silenciamiento” como una forma de proteger un patrimonio que le es caro a la cultura afroboricua y que funge como un fragmento de una contrahistoria que es necesario reescribir.

“In re: Federico Bruma” presenta un aspecto distinto de Juan Boria, famoso declamador de poesía negrista, denominado como “El Faraón del verso negro.” Este cuento, narrado en tercera persona, rompe el estereotipo afectivo y nos presenta a Boria como encuadernador de libros y documentos. Precisamente son esos libros y documentos encuadernados por él, y que habían estado esparcidos en un sótano, los que llevarán a la cárcel al Licenciado Bruma por especulación inmobiliaria, quien con la compraventa de terrenos en barrios pobres del pueblo de Guayama “pretendía desarrollar un complejo turístico millonario” (85). Sin embargo, cuando Boria lee la noticia en el diario, no se inmuta: “El nombre no lo tomó por sorpresa y, luego de un sorbo, pasó la página” (85). La impasibilidad de Juan Boria ante la noticia es sospechosa, por lo que la clausura del relato se muestra ambigua.

Capá prieto es un esfuerzo por rescatar la raíz afroboricua y devolverla al tempo histórico, a la vez que regala al lector hermosas historias en las que resalta una cultura marcada por el valor, la entrega y el sacrificio.

Bibliografía

Balibar, Etienne. “Is there a ‘Neo-Racism’?” Etienne Balibar y Immanuel Wallerstein. Race, Nation, Class: Ambiguous Identities. Rptd. London: Verso, 1993. 17-28

Denis Rosario, Yvonne. Capá prieto. San Juan: Isla Negra, 2009.

Flores, Juan. La venganza de Cortijo y otros ensayos. Río Piedras: Huracán, 1997.

Jiménez de Waggenheim, Olga. El grito de Lares. Río Piedras: Huracán, 1986.

Ricoeur, Paul. Historia y narratividad. Barcelona: Paidós, 1999.

Lo más reciente de En las letras, desde Puerto Rico Libros y publicaciones importantes en el Puerto Rico actual… (Entre ellos Capá Prieto)

(Un vistazo al panorama literario durante el 2009)

Por Carlos Esteban Cana

Ahora que profesores y estudiantes están de lleno en su jornada universitaria, y para beneficio de lectores apasionados y aficionados, ofrezco unas notas sobre la literatura puertorriqueña durante el 2009.

Año en que diferentes sectores de escritores se movilizaron en eventos públicos, solidarizándose con quienes han perdido sus empleos, denunciando la censura o combatiendo crímenes de odio, los pasados doce meses fueron además de una rica actividad editorial.

A continuación presento, a modo de invitación y sugerencias, una lista de títulos destacados en el 2009, aquellos que a mi entender, en sus diferentes géneros, reúnen atributos de calidad, ingenio y novedad. He contrastado además mis reflexiones con atinados comentarios y recomendaciones realizados por lectores, escritores, editores y libreros. Aunque la selección se concentra en libros de ficción, incluyo títulos que se ocupan del ensayo, un género que se nutre de diferentes disciplinas. La lista finaliza con la mención de algunas publicaciones periódicas y alternativas que se han dejado sentir en el panorama cultural y literario actual. Esta lista no considera títulos como los de José Emilio González, Jonathan Berrios y Raúl Guadalupe, debido a que no tuve acceso a los mismos durante el desarrollo de esta edición. Quiero dedicar esta edición de En las letras, desde Puerto Rico, a la memoria del gran poeta José María Lima. “Tengo a mi haber, decía,/ un dibujo de tinta/ donde ocurren verdades.”

Poesía

1- Fragmentos del habla- Fernando Cros (La Editorial)
2- Poemas de la muerte- José María Lima (Terranova Editores)
3- Estrategias de la catedral- Vanessa Droz
(Instituto de Cultura Puertorriqueña)
4- Candada por error- Mara Pastor (Atarraya Cartonera)
5- Bestiario en nomenclatura binomial- David Caleb Acevedo (Aventis)
6- El libro del aire- Yvonne Ochart (La Editorial)
7- Sushi- Samuel Medina (Agentes Catalíticos)
8- Estos espejos ciegos donde palpita la música del mundo-
Edgardo Nieves Mieles (Espejitos de Papel Editores)
9- Anzuelos y carnadas- Xavier Valcárcel y Ángel Antonio Ruiz
10- La hija de Geppetto- María Soledad Calero (Editorial Diosa Blanca)

Cinco títulos más en poesía

11- De bellaqueras- Daniel Torres (Isla Negra Editores)
12- Sangre y canela- Pepo Delgado Costa (Isla Negra Editores)
13- XX poemas para ser leídos en el tren urbano-
Juanmanuel González-Ríos (Sótano Editores)
14- Vientos alisios- José Vidal (Los libros de la Iguana)
15- Los pájaros de la diosa- Etnairis Rivera (Arboleda-ICP)

Cuento

1- Reyerta TV- Juan Luis Ramos (Agentes Catalíticos)
2- Delirios de pasión y muerte- Max Chárriez (Aventis)
3- La lengua y otros dialectos- Luis Saldaña (Terranova Editores)
4- El fondillo maravilloso y otros efectos especiales- Tere Dávila
(Terranova Editores)
5- La casa en el agua- Jacqueline Rivera (Sótano Editores)
6- Yvonne Denis Rosario- Capá Prieto (Isla Negra Editores)
7- Historia para morderte los labios- Yolanda Arroyo Pizarro
(Editorial Pasadizo)
8- Equus Rex- Jaime L. Marzán Ramos (Terranova Editores)
9- Uñas pintadas de azul- Lawrence La Fountaine Stokes
(Bilingual Press/ Editorial Bilingüe)
10- Cuéntame- Ángel Rodríguez Trinidad (Editorial Tiempo Nuevo)

Novela

1- La novela de Jesús- Yván Silén (Editorial Tiempo Nuevo)
2- Náyade- Jorge Ariel Valentine (Terranova Editores)
3- Los vapores de Sor Emilia- Francisco R. Velázquez
(La secta de los perros)
4- Cora- Iris Zavala (Ediciones de Intervención Cultural/Montesinos)
5- El silencio de Galileo- Luis López Nieves (Editorial Norma S.A.)
6- Los 24 días- Kalman Barsy (Pre-Textos)
7- Los hijos de la noche- Félix Córdova Iturregui (Ediciones Huracán)
8- Fe en disfraz- Mayra Santos (Alfaguara)

Ensayo

1- La artesanía del cuento -Manual de narrativa corta-
Francisco García-Moreno (Editorial Preámbulo)
2- Desde el margen y el caribe- Carmen Centeno Añeses
(Editorial Tiempo Nuevo)
3- Escribir en la ciudad- Maribel Ortiz/Vanessa Vilches (Fragmento Imán)
4- Reseñas- Juan Martínez Capó (1967-1987)
Compiladora Awilda Rodríguez Correa
(Instituto de Cultura Puertorriqueña)
5- La mirilla y la muralla: el estado crítico- Carlos Vázquez Cruz
(Sótano Editores)
6- Sindicalismo y lucha política- Raúl Guadalupe
(Editorial Tiempo Nuevo)
7- Literatura escrita por negros en el siglo XIX- Roberto Ramos Perea
(Ateneo Puertorriqueño)
8- Con urgencia- Nelson Rivera (La Editorial)

Teatro

Obras completas de Abniel Marat (Editorial Tiempo Nuevo)
-13 obras publicadas en cuatro tomos-:
1- Teatro feminista I;
2- Teatro feminista II;
3- Teatro Maldito;
4- Teatro Nacional

Literatura infantil y juvenil

1- Libro del Tapiz Iluminado – Juan Carlos Quiñones (Ediciones SM)
2- Campiña Dorada- Cecilia Alejandra Hernández (Outskirts Press)

Antologías

1- Antología personal- Rosario Ferré (La Editorial)
2- La vigilia del rocío- Jaime Marcano Montañez (Isla Negra Editores)
3- Convocados (Nueva narrativa puertorriqueña)- Juan López Bauzá,
María de Lourdes Seijo, Alexandra Pagán, Hugo Ríos Cordero,
Karen Sevilla, Damarys Reyes, entre otros.
Editora Carmen Dolores Hernández (Comunicadora Koiné)

Edición de Autor

1- El esqueleto presenta- Daniel Pommers (Bacanal)
2- Pichón de mime careto- Héctor Torriente (Editorial Yomismo)
3- Nómada de nacimiento- María Teresa Guzmán
-Edición a cargo de María del Carmen Currás- (Ediciones Hathor)

Re-ediciones importantes

1- La resaca- Enrique Laguerre
-Edición anotada de Marithelma Costa- (Editorial Plaza Mayor)
2- Imago- Néstor Barreto (Atarraya Cartonera)
3- Grito y otros poemas- Fernando González Alberty
(Los libros de la Iguana)

Publicaciones periódicas y alternativas

1- Letra & Pixel- James R. Cantre y Jennifer Pace Olmo,
Michelle Rodríguez
2- Bacanal (#0 2009)-
Kristen Fink y 30 artistas.
3- Tinta nueva (Año VIII, núm. 1, 2009)
Editora: Dra. Janette Becerra
4- Conboca.org-
Director: Abdiel Segarra,
Editores, Ralp Vázquez, Mariana Benitez
5- Identidad (número X- 2009)- Leticia Ruiz
6- Paxtiche.msa-x.org – Mitzaidamarie Pennét

Cuento: DESAHUCIO EN EL PALMAR… “Yo creo que ellos fueron allí a matar” Marta Villanueva

Nota: Desahucio en el Palmar, uno de los cuentos del libro Capá prieto, recoge la historia del asesinato de Adolfina Villanueva un 6 de febrero de 1980 en Loíza, Puerto Rico.  Su hermana Marta lo relata en este reportaje publicado por el periódico El Nuevo Dia el 7 de febrero de 2010.  Marta fue entrevistada por la escritora Yvonne Denis y sus relatos fueron los que generaron la creación de dicho cuento desde bases históricas.

«Marta Villanueva recuerda vívidamente la muerte de Adolfina, ocurrida hace 30 años.

Por Jorge L. Pérez / jperez@elnuevo.com

http://www.elnuevodia.com/yocreoqueellosfueronalliamatar-668915.html

Adolfina Villanueva Osorio tenía 34 años cuando, el 6 de febrero de 1980, murió baleada por la Policía que intentaba desalojarla de la humilde casa de madera localizada en el sector Tocones del barrio loiceño de Medianía Alta.  La mujer presuntamente había salido machete en mano de la casa en que vivía con su esposo y sus seis hijos para enfrentar el masivo operativo del desahucio, compuesto, según se informó entonces, por cinco alguaciles y 16 policías.

Adolfina murió de un disparo en el costado. Su esposo, el pescador Agustín Carrasquillo Pinet, quedó herido de cuatro balazos en una pierna.  Dentro de la casa, de acuerdo a un estremecedor relato que el viudo le hizo días después al reportero José Rafael Reguero, de El Nuevo Día, algunos de los seis hijos -de entre 2 y 12 años, todos nacidos en el mismo lugar- lloraban a gritos en medio del tiroteo.

Según éste, la policía continuó disparándole a la casa aún después de matar a su esposa y herirlo a él, y completó su faena lanzando gases lacrimógenos.

El desahucio se completó a cabalidad, de acuerdo a la orden de un juez: la acción violenta comenzó en la mañana; una aplanadora hubo de derribar la vivienda de madera antes de que anocheciera. La orden legal se produjo a raíz de un caso presentado por el terrateniente Veremundo Quiñones, quien compró los terrenos que el dueño anterior le había cedido al padre de Adolfina y éste, a su vez, permitió que construyera su vivienda el pescador Carrasquillo luego de casarse con su hija.

Días atrás, Marta Villanueva, hermana menor de Adolfina, quien era entonces estudiante de la UPR de Río Piedras y, es hoy en día directora de escuela, recordó con emotividad lo ocurrido 30 años atrás.

“Yo creo que ellos (los policías) fueron allí a matar”, dijo. “Mi cuñado se salvó porque se hizo el muerto y ellos no se dieron cuenta hasta después”.

Su cuñado, prosigue, fue quien identificó al sargento Víctor Estrella como quien hizo el disparo que mató a Adolfina. Estrella fue absuelto en el juicio. “El problema fue que se le acusó de asesinato y no se pudo probar la premeditación”, dice Marta Villanueva.  “En ese juicio hubo muchas irregularidades y se dijeron muchas medias verdades y mentiras: se habló de que mi hermana había salido con algo en la mano para agredir a la Policía, pero también dijeron que en la casa habían encontrado unas bombas molotov”.  “Las supuestas bombas molotov eran unas grillas que usaba mi cuñado para alumbrarse de noche cuando salía a pescar o a cazar jueyes”.

Y, según Marta, la demolición de la vivienda tuvo también el efecto de borrar gran parte de la evidencia.

“Antes de que lo acabaran todo, logramos rescatar una ventana”, dijo. “Estaba llena de agujeros de balas”.

“Según la prueba de balística, los agujeros iban hacia adentro, hacia el interior de la casa”.

Allí estaban en esos momentos los tres hijos menores del matrimonio: los mayores habían partido hacia la escuela.

Dos de los hijos han muerto ya. Otro estuvo preso largo tiempo en los Estados Unidos.

“Destruyeron a esa familia”, dijo Marta. “Esos niños se criaron sin una madre que los pudiera ayudar”.

A pesar de esto, y quizás acrecentada en parte debido al fallo judicial, Adolfina Villanueva ha quedado plasmada como un símbolo perpetuo para los que antes y después han luchado por permanecer en sus tierras ocupadas.

“Quizá pueda decirse que ahora las autoridades son un poco más cuidadosas”, dijo Marta, “pero los abusos de la Policía continúan y se sigue sacando a la gente de las tierras que vienen ocupando desde hace tiempo”. «

PRIMERA HORA: Yvonne Denis Rosario busca dar voz a los silenciados…

La poeta defiende el uso del sello “literatura negra”. (Suministrada)

sábado, 6 de febrero de 2010
Héctor Aponte Alequín / Primera Hora

http://www.primerahora.com/Xstatic/primerahora/template/content.aspx?se=nota&id=363539


Documentar, narrar, poetizar, denunciar. Éstas fueron las intenciones de Yvonne Denis Rosario al publicar Capá prieto (Isla Negra).

Aunque su nombre es común en revistas literarias locales, la autora no había contemplado la posibilidad de sacar a la luz un libro de cuentos como éste.

Mas una invitación de Carlos Roberto Gómez la motivó a utilizar sus creaciones como foro para resaltar la necesidad de que “las voces silenciadas de la raza negra prevalezcan en nuestra literatura nacional”.

“Escasean las historias de los negros. Los himnos y canciones populares importantes no contienen suficiente información sobre los negros. Tampoco se hace énfasis en los personajes y personas de actualidad que son mujeres y hombres negros”, establece Yvonne Denis Rosario.

La autora reconoce que el título de la colección es una alusión al grupo de negros libertos comandado por Ramón Emeterio Betances en el siglo XIX, pero también refleja la imagen del árbol así llamado, una planta marrón, fuerte y resistente, a pesar de estar en peligro de extinción.

La también poeta opina que es beneficioso poner sellos como “literatura negra” a este tipo de obra, pues “es una manera de hacer un llamado, de hacer la denuncia de que debería formar parte de la cotidianidad y no estar aparte”.

Graduada del programa de Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón, Denis Rosario escribe un poemario y una novela.

EL MEJOR DE LOS CUENTOS FUE BARROTES OLVIDADOS…

“Compré tu libro en la Librería Mágica.  Ama de Leche me pareció interesante, al igual que instructivo. Roble, pudiste recurrir al estilo utilizado en Barrotes Olvidados y haberle puesto voz a la caja, y que esta fuera la voz narrativa. Comienza con un léxico muy elegante. En una misma oración se encontraron un símil y una metáfora que me encantó: «Todo se volvió tan oscuro como el hueco en su cuenca ocular.»  A esto le precede un párrafo con buenas imágenes y presenta la muerte como un personaje. El cierre me pareció magnifico.

La cucaracha y el ratón en la biblioteca, no me sorprendió lo que fueron al final los animales.  Ficha: Anjelamaría Dávila: super ingeniosa la parte que es la prosa interna del cadáver.  Desahucio desde el palmar: lo mejor del cuento es el último párrafo por ser muy visual muy poético y muy descriptivo.  Bufete de abogados: buen manejo del dialogo.

El mejor de los cuentos fue Barrotes olvidados.  Un cuento muy bien estructurado, en el párrafo que habla sobre los ladrillos, cuyo color se mezcla con la sangre es muy sensorial.  La voz a la cárcel está bien recreada y se presenta muy humana. En un mismo párrafo mencionas cárcel y tumba, lo cual crea muy buen efecto. Es interesante como la cárcel cambia su animosidad, como piensa en pasado, presente y futuro y como cambia su sentido de poder en celos y soledad.  Este cuento deberían incluirlo en las lecturas asignadas en la escuela superior.

Éxitos y felicidades.

Tony Hiraldo”

ME GUSTÓ MUCHO…

…el libro de «cuentos»  Capá Prieto de Yvonne Denis Rosario.
Mi preferido, entre todos que son buenos, es sin
craneo  Ama de leche.  Felicidades Yvonne

Ya incluí este su cuento en el «corpus» de cuentos latino-americanos/ caribeños que voy a tratar (desde la perspectiva de la «Diferencia») este semestre con mi alumnado de Maestría. Será también motivo de reflexión entre la gente de mi grupo de investigación. Me gustaría mucho mi hiciera usted una reseña de los puntos abordados con sus alumnos, la percepción (lograda, equivocada o atemorizada!) del mismo cuento que han tenido. Le comento y tal vez ya lo sepa. Aquí en Francia, salvando contextos e imaginarios, hubo, a raíz de las migraciones económicas españolas, esa práctica de dar de mamar, por las mujeres humildes, a los hijos de gente pudiente como parte de los requisitos que habían de cumplir en su «Trabajo». Desde luego no estamos en contextos de esclavización y  tampoco media la negritud en ello.
Un abrazo fuerte…al  fin

Dr. Victorien Lavou

Faculté des Lettres et Sciencies Humaines

Université de Perpignán Via Domitia

Francia»